https://mobirise.com/

EL BOSQUE DE OMA

El Bosque de Oma, una de las obras más conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, es una expresión del llamado “land art”. 


EL BOSQUE DE OMA

El Bosque de Oma, una de las obras más conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, es una expresión del llamado “land art”, corriente creativa que surge a finales de los años sesenta del siglo XX y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima para el artista.

Según vamos caminando por el Bosque, las figuras se crean, se componen ante nuestros ojos: en ocasiones la figura de un solo árbol tiene entidad en si misma, mientras que en otros casos es preciso observar el conjunto de varios árboles para comprender la obra. Y además, la percepción de las figuras varía según el punto de observación: las figuras se transforman. En definitiva, una visita “personalizada”, en la que el artista consigue hacer al visitante protagonista de su obra.

Ibarrola nace en Basauri (Bizkaia) en 1930. Sus primeros pasos artísticos fueron autodidactas, aunque ya en 1948 consigue una beca con la que viaja a Madrid. Allí da sus primeros pasos en el cubismo y junto a Jorge Oteiza, en el constructivismo, movimientos que trataban de romper con el arte tradicional, donde se planteaba un arte menos puro y más social y el trabajo en equipo de varios artistas y diferentes artes. En 1956 viaja a Paris, donde junto con otros artistas funda el Equipo 57.